viernes, 29 de marzo de 2013

CONFERENCIA INTERNACIONAL ICDE-UNED “MOVILIZAR LA EDUCACIÓN A DISTANCIA PARA LA JUSTICIA SOCIAL Y LA INNOVACIÓN”. MADRID, 2013.

Los días 7, 8 y 9 de marzo de 2013, se realizó en Madrid la Conferencia Internacional “Movilizar la educación a distancia para la justicia social y la innovación”, la cual fue organizada por el International Council for Open and Distance Education (ICDE), que es el foro internacional con la mayor representatividad geográfica en cuanto a la ubicación de sus numerosos miembros (cinco continentes) y tal vez el más antiguo en el ámbito de la Educación a Distancia (75 años), y por la Universidad Nacional de Educación a Distancia de España (UNED), una universidad con la cual la mía, la Universidad Nacional Abierta de Venezuela, siempre ha mantenido vínculos.

Decidí aceptar el llamado a participar en la conferencia pues el título me conquistó, se alineaba con lo que ha sido mi postura asumida últimamente en diferentes tribunas sobre la necesidad de rescatar la misión originaria de la Educación a Distancia (EaD), que es la inclusión social y la democratización de la educación, y revisitarla a la luz de las nuevas tecnologías. Al respecto, pueden ver mi artículo Apuntes para resignificar la Educación a Distancia publicado en el año 2011 en la Revista Iberoamericana de Educación a Distancia (RIED), en el cual trato ese y otros temas. La verdad es que después que la Organización Mundial del Comercio incluyó a la EaD como un servicio comercializable es mucho lo que ésta se ha desviado de su misión originaria. Así pues, me animé a participar al saber que instituciones tan prestigiosas como las mencionadas se estuvieran planteando el asunto de la vinculación de la EaD y la justicia social en tiempos en los que, a juzgar por lo expresado por los propios conferencistas, Europa retrocede en materia de justicia al perder logros de 20 años.

Cuando me disponía a tomar el avión que me llevaría a Madrid, tuve la triste noticia del fallecimiento del Presidente de la República, Hugo Chávez. En medio de mi pesar me dediqué a rememorar su obra en el ámbito de la masificación de las tecnologías en la educación, tema de este blog. Y fue así como recordé la erradicación del analfabetismo con el hermoso programa “Yo sí puedo”, que llevó a la UNESCO en el año 2005 a proclamar a Venezuela “Territorio Libre de Analfabetismo”; la creación de numerosos programas universitarios y nuevas instituciones universitarias para universalizar el acceso a la educación superior; la aplicación de la estrategia de municipalización de la educación universitaria para llevarla a todos los rincones del país; la entrega masiva a los niños y niñas de las escuelas públicas de computadoras personales llamadas “Canaimitas”, ensambladas en el país en la búsqueda de la soberanía tecnológica; la red de Infocentros diseminada por todo el país, hasta en los lugares más lejanos, para brindar diferentes servicios gratuitos a la población, entre otros importantes logros que, utilizando una expresión del propio Presidente, “no son poca cosa”. Claro está, si no somos capaces de ver amorosamente en cada niño o niña y en cada joven venezolano al hijo o a la hija que por fin fue alcanzado por estos beneficios, nunca se podrán apreciar los alcances de estos logros. Escribiendo esto último me vinieron a la memoria uno versos de la hermosa poesía “Los Hijos Infinitos” del venezolano Andrés Eloy Blanco:

Y cuando se tienen dos hijos
se tienen todos los hijos de la tierra,
los millones de hijos con que las tierras lloran,
con que las madres ríen, con que los mundos sueñan.

Decidí entonces dedicar mi participación en la Conferencia a la memoria viva del Presidente y, con ese sentimiento en mi equipaje, llegué a Madrid.

La Conferencia se realizó en una de las sedes de la UNED, contó con unos 200 participantes de 44 países de los cinco continentes, lo que aseguró una rica diversidad. Fue una grata oportunidad para reencontrarme con viejos amigos, entre ellos Marta Mena de Argentina, Vicepresidenta del ICDE para América Latina y el Caribe hasta el 2008, y actual miembro del Comité Ejecutivo del referido organismo, siempre tan enriquecedora; el agudo Claudio Rama, quien fuera director del Instituto Internacional de la UNESCO para la Educación Superior (IESALC) con sede en Caracas, donde trabajé por 2 años, y actual Decano en la Universidad de la Empresa de Uruguay; Joao Carlos Teatini, Director de Educación a Distancia del Ministerio de Educación Superior de Brasil, tan comprometido con esta modalidad educativa, con quien tuve la oportunidad de compartir en un importante evento en esta área realizado en Escocia en el año 2003; Magdalena Cruz, de República Dominicana, actual Vicerrectora Académica de la Universidad Abierta para Adultos (UAPA), quien presentó el extraordinario trabajo que realiza su universidad con privados de libertad. Asimismo, fue una magnífica oportunidad para hacer nuevos amigos y acordar próximas acciones conjuntas.

Con Marta Mena

Las conferencias centrales se realizaron en una sala llamada Andrés Bello, lo cual me alegró mucho, pues se trata de un ilustre escritor, jurista y pedagogo venezolano, quien fuera maestro de nuestro Libertador Simón Bolívar, Rector de la Universidad de Chile, redactor del Código Civil de ese país y autor de “Gramática de la Lengua Castellana”, que le valió ser designado miembro correspondiente de la Academia Española de la Lengua. 

Los temas centrales que cubrió la Conferencia fueron los siguientes:

  • Promoción de políticas públicas y organizaciones multinacionales de EaD para favorecer la justicia social y la innovación.
  • Mejora de las habilidades para promover el acceso a la EaD y el mercado laboral.
  • Las instituciones de educación superior: modelos de éxito y cambios necesarios.

Hubo sesiones paralelas motivadas por los siguientes grandes temas:

  • Políticas de educación: promoción y justicia social.
  • Justicia social y educación a distancia.
  • Cambios en educación superior y experiencias de éxito.
  • El papel de las instituciones de educación superior en un modelo educativo para la justicia social y la innovación.

Considero que éste fue un buen evento, cuyas conclusiones y recomendaciones deben ser profundizadas a partir de la lectura al detalle de las ponencias presentadas y de la continuidad de los vínculos profesionales que se establecieron.

Algunas de las reflexiones generadas como resultado de mi participación en la conferencia fueron las siguientes:
  1. La importancia de articular la EaD con el marco de políticas públicas para potenciar los esfuerzos dirigidos a alcanzar metas de justicia social, en cuyo logro la EaD tiene un papel decisivo debido a su misión originaria (democratización de la educación) y a los públicos que atiende (personas tradicionalmente excluidas de la educación).
  2. En las diferentes sesiones recogí una postura que me complació sobremanera y es que, sin negar el importante papel que cumplen en la actualidad las TIC en la EaD, se sigue reconociendo el rol que pueden tener las tecnologías tradicionales bajo determinadas circunstancias (materiales escritos en soporte papel, radio, TV). Al respecto recogí dos ideas motrices que, a propósito, también los trato en el artículo mío que les referí antes: a) recordar que el reto de la EaD es llegar a los estudiantes donde quiera que estos estén, lo que sugiere abordajes multimodales y multimediales; b) que aunque hoy en día se dispone de tecnologías que permiten acortar las distancias, persiste lo que se ha llamado “obstáculos acumulados”, entre ellos la situación de conectividad que sigue siendo precaria en muchos países; tanto es así, que una conferencia central trató el tema del acceso a la banda ancha, en claro reconocimiento de las debilidades que persisten en este particular y que atentan contra la posibilidad de generalizar el uso de TIC sin considerar la situación del estudiante.
  3. Considero que una de las expectativas que se tenían sobre la vinculación de dos áreas tradicionalmente separadas como son la justicia social y la innovación, no se alcanzó. Éste es un binomio muy interesante que amerita mucha elaboración. Queda que los participantes en la conferencia reflexionemos en torno a ello para elaborar ideas al respecto y motivar un encuentro en una próxima oportunidad.
  4. Un asunto que se trató con intensidad fue el tema de los recursos educativos de acceso abierto y su disponibilidad para ser compartidos, utilizados, reutilizados y recreados culturalmente por las instituciones de EaD. Dentro de ellos, los grandes protagonistas fueron los MOOCS (Masive Open on line Courses), conocidos en español por la sigla COMA (Curso on line masivo y abierto) o CAEL (Cursos Abiertos en línea), tema en el tapete sobre el que tengo ciertas reservas en cuanto a la manera como se vienen enfocando, pero que al parecer llegaron para quedarse (a ellos me referiré en otra entrada).
En una próxima entrada me referiré a la ponencia que llevé al evento titulada “Uso intensivo de e-readers en sistemas de EaD de gran escala y su articulación con las políticas de Estado”. Como pueden apreciar, continúo profundizando en este tema que me apasiona, que vengo introduciendo en medios educativos desde el año 2009 y al que estoy segura le va a llegar su momento. Dijo Víctor Hugo en una oportunidad: “Nada hay tan poderoso como una idea a la cual le ha llegado su momento”.

Para finalizar les comparto una magnífica fotografía de la biblioteca de la UNED en Madrid. ¡Que la disfruten y hasta la próxima!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada